Las Piedras Preciosas

Piedras preciosas y semipreciosas

Tradicionalmente las gemas eran divididas en dos grandes grupos, las preciosas y las semi-preciosas, aunque actualmente todas las gemas se consideran valiosas. Debido a su dureza, escasez y maravillosos colores, el rubí, la esmeralda y el zafiro destacan, además, por ser las más costosas y populares en la joyería, al igual que los diamantes.

Todo el esplendor de la naturaleza se puede ver plasmado en estas gemas y en sus fantásticos colores que les otorgan una personalidad única.

Piedras preciosas

Cuando un mineral turbio, como el berilo, es de un vivo color verde intenso y transparente se denomina Esmeralda, del latín “Smaragdus”, término que, en la antigüedad, aludía exactamente a esta piedra, procedente de Oriente y famosa en la fastuosa Roma Antigua, su color se debe a la presencia de minúsculas cantidades de cromo en la estructura cristalina, el mismo varía entre el verde claro, el verde mediterráneo y el verde hoja. Los yacimientos más ricos se encuentran en Colombia, pero también hay otros menos abundantes en Brasil, en el Este de África (Zimbawe, Zambia y Tanzania) y en las montañas de la India y Pakistán. Es la piedra de la templanza y de la constancia, que otorga el don de la serenidad y de un ánimo puro.

El Rubí es una de las variedades más preciadas de corindón. Las minúsculas incrustaciones de Rutilo le otorgan su brillo de fuego inconfundible. Su etimología entronca con el latín “Rubrum” que quiere decir rojo. También se lo conoce bajo el nombre de “Carbúnculo”. Esto es propiamente, “carboncillo” encendido . A esta gema rara, desde muy antiguo, se le atribuye un gran poder medicinal y se creía que permitía curar las enfermedades del cuerpo y del espíritu. Su color, que oscila entre el bermejo y el carmín, ha formado parte de culturas diferentes y simboliza la fuerza y la energía regeneradora del fuego. En el zodíaco corresponde al signo de Leo y se asocia con el poder, la autoridad moral y la realeza. Los yacimientos de rubíes se encuentran en Birmania, Tailandia y Sri Lanka.

El corindón es un mineral que, a menudo, tiene tonalidades mate y otras veces es de color azul, celeste, rosado o amarillo transparente, en cuyo caso, se denomina zafiro. En Grecia y en Roma durante la Edad Antigua, se lo asociaba con el culto de Saturno y más tarde, con la bóveda celestial y los ángeles, hasta que se transformó en el símbolo de la amistad y la confianza. Pero es muy probable que el «Sapphirus» latino, en realidad, fuera el nombre del actual Lapislázuli y no del corindón, la intensidad y la homogeneidad del color, y su brillo son los criterios que permiten distinguirlo. La cristal-terapia atribuye a los zafiros propiedades regeneradoras del equilibrio que favorecen la concentración y la determinación. Los principales yacimientos de zafiros surgen en Asia, en Cachemira, Birmania y Sri Lanka (zafiros amarillos y rosados), en Tailandia y en Camboya, al igual que en Australia.

Piedras semipreciosas

La variedad más preciada del cuarzo le debe su color morado a la presencia de impurezas ferrosas. En la antigua Grecia, la Amatista era el símbolo de la lucidez mental, mientras que en la Edad Media se la asociaba al equilibrio que otorga el sentido común y se creía que favorecía la intuición y la reflexión. En la medicina oriental corresponde al Sexto Chakra o Tercer Ojo. Los yacimientos más importantes de amatistas se encuentran en Australia, Brasil, Francia, Alemania, Sudáfrica y Tanzania.

El Citrino es la variedad transparente del cuarzo, que destaca por su color amarillo anaranjado rojizo, hasta más allá del siglo XVI, esta piedra a menudo se confundía con otras del mismo color, o bien, con el Topacio amarillo que es mucho más raro. Los yacimientos principales se hallan en Australia, Brasil y Sudáfrica. La medicina oriental asocia al Citrino con el plexo solar (Tercer Chakra). Influye sobre el intelecto e infunde fuerzas y vigor. Estimula la capacidad de expresar los sentimientos y las pasiones.

Se presenta en la naturaleza con numerosas variedades cuyas tonalidades van del verde intenso y el verde transparente (como la Tsavorita de Kenia), al amarillo oscuro y el anaranjado, pasando por el negro (Andradita). Procede principalmente de Kenia y Tanzania y también de Canadá, Brasil y Sri Lanka. En la Edad Media simbolizaba la valentía y se le consideraba la piedra de los héroes. Por ello, se engarzaba en los escudos, en el pomo de las espadas y en numerosos amuletos. El Granate se asocia al primer Chakra y refuerza el ardor interior, la confianza en uno mismo y la voluntad.

La etimología del nombre de esta piedra, también conocida como Olivino, es dudosa.

Al español llegó a través del francés “Péridot” y se cree que deriva del término griego “abundancia”, debido a las numerosas facetas de sus cristales. El color del Peridoto fluctúa entre el verde, el verde oscuro y el amarillo verdoso. Su empleo se remonta al año 2000 antes de Cristo, pues en el Antiguo Egipto lo utilizaban como piedra decorativa y terapéutica. En cambio, en la Edad Media se le atribuía el poder de ahuyentar a los espíritus malignos. Es una piedra positiva, capaz de infundir serenidad. Sus yacimientos se encuentran en los cuatro puntos cardinales: China, Sri Lanka, México, Brasil, Estados Unidos y Australia.

Una de las variedades más finas del Granate es la Rodolita, que en la naturaleza tiene un color rojo, tendiente al rosado , que se puede transformar en amarillo oscuro, mediante un tratamiento térmico a temperaturas elevadas. Es una piedra que se caracteriza por emanar energía positiva. Antiguamente con la Rodolita se hacían amuletos, portadores de felicidad y riqueza. La misma influye favorablemente en los estados de ánimo y estimula la cordialidad y la alegría de vivir.

Esta gema, que fue descubierta recientemente, lleva el nombre de Tanzania, el país donde se halló por primera vez en 1967. En la actualidad, también se extrae de las minas de Australia, Estados Unidos y México, al igual que de las de Italia y Alemania.

Su color azul transparente la convirtió de inmediato en la variedad de Zoisita más apreciada y empleada en joyería. Su transparencia extraordinaria hace que la Tanzanita sea sensible a los cambios de temperatura, que provocan repentinas y curiosas variaciones de color.

Es una de las variedades más preciadas de Topacio y una de las que más se emplean en joyería. En la naturaleza se presenta con tonalidades fascinantes, que oscilan entre el celeste intenso y el verde agua. El Topacio azul es el símbolo de la vida y de la sabiduría universal. Lo usaban en la India y los romanos lo asociaban con la figura de Júpiter. En México se utilizaba para establecer la verdad y la justicia.

Actúa sobre la psique, estimulando la inspiración e infundiendo calma y seguridad. Abunda en grandes yacimientos brasileños, pero también se encuentra en África, (Nigeria y Zimbawe) y en Asia (Pakistán y Sri Lanka).

Muy probablemente el bonito nombre de esta piedra deriva del singalés “Toramalli”. Se extrae de los yacimientos rusos y afganos, pero también proviene de Madagascar, Brasil y Estados Unidos. Los sedimentos de hierro y manganeso le otorgan su característico color rojizo o rosado que la transforma en una piedra sumamente apreciada en joyería. La Turmalina o Rubelita simboliza al sol en la cultura árabe y se creía que protegía el corazón. La medicina oriental la asocia al punto energético o Chakra cardíaco.

La Yolita proviene de Brasil y de la India, al igual que de los yacimientos de Tanzania y Sri Lanka. Esta piedra transparente se presenta en la naturaleza con distintos colores que oscilan entre el celeste claro y el violeta azulado. Según el arte de curar mediante las piedras, despliega un efecto relajante y puede ayudar en las situaciones de cambio.

Pasión por las gemas (Birthstones)

Cada mes del año se relaciona con una o varias gemas. Las piedras de nacimiento son una introducción divertida, popular y colorida al mundo de las piedras preciosas. Las piedras preciosas tienen secretos, atributos y tradiciones que son únicos para cada una de ellas. Es difícil no estar de acuerdo en que aprender sobre las piedras preciosas puede ser una experiencia educativa y entretenida. A continuación, descubriremos lo que hace que su piedra de nacimiento sea una poderosa declaración de sus mejores cualidades.

El nombre «granate» se origina en el latín medieval granatum, que significa «granada», en referencia a la similitud del color rojo. Los granates se han usado desde la Edad de Bronce como piedras preciosas y abrasivas. El clero y la nobleza de la Edad Media tenían una preferencia por los granates rojos.

El granate es en realidad un grupo de varios minerales. Cinco de ellos – piropo, almandino, espesartina, grossular y andradita – son importantes como gemas.

El antiguo peine de piropo del Smithsonian es una de las piezas más famosas de la joyería de granate. Un gran granate cortado en rosa se sienta en la cima, como una reina que vigila serenamente su corte. Los granates piropo que decoran esta joya parecida a una tiara, provienen de las históricas minas de Bohemia (ahora parte de la República Checa), y estas ricas bellezas rojas fueron muy populares durante la época victoriana (1837-1901), cuando se fabricó esta pieza.

Según la astrología india, el granate ayuda a eliminar los sentimientos negativos (depresión, culpa) e inculcar una mayor confianza en uno mismo y claridad mental para promover el pensamiento creativo y la paz mental. En la antigüedad y en la Edad Media, se pensaba que las gemas como el granate también eran un remedio para las enfermedades inflamatorias y para calmar el corazón enfadado.

El nombre «amatista» deriva del griego amethystos, que significa «un remedio contra la embriaguez», un beneficio que se atribuye desde hace mucho tiempo a la piedra de nacimiento púrpura. Debido a su color parecido al vino, la primera mitología griega asoció la gema con Baco, el dios del vino. También se creía que la amatista mantenía a su portador despejado y listo para la batalla y los negocios.

La amatista es la gema que tradicionalmente se da para el sexto aniversario de boda. Úsela en la celebración de su boda o como piedra de nacimiento en febrero y estará en compañía real. Históricamente, la realeza ha admirado el profundo tono púrpura de la piedra de nacimiento de febrero desde al menos los días de Alejandro Magno. La tradición de la amatista también incluye varias afirmaciones de poderes místicos, incluyendo que transmitía fuerza e ingenio a quienes la usaran. Si celebras un cumpleaños en febrero, llevar una amatista puede ser un símbolo de poder personal y fuerza interior.

La aguamarina y la Bloodstone (piedra de sangre), las dos piedras de nacimiento de March, son muy diferentes en cuanto a su apariencia, pero comparten una reputación similar en cuanto a la protección de su bienestar.

La piedra de nacimiento aguamarina, evoca los colores del mar. Desde el azul-verde profundo hasta el azul claro, ligeramente verdoso, las aguamarinas facetadas a menudo están libres de inclusiones y son tan claras como el agua, simbolizando la pureza del espíritu y el alma.

La piedra de nacimiento bloodstone, es típicamente un cabujón verde oscuro que contiene manchas rojas de óxido de hierro, la «sangre» que trae salud y fuerza al portador.

Nuestro amor por la piedra de nacimiento de abril comenzó en la India, donde se recogían diamantes de los ríos y arroyos del país. Comercializados ya en el siglo IV a.C., los diamantes eran codiciados por la realeza y los ricos. Más tarde, las caravanas llevaron los diamantes indios, junto con otras mercancías exóticas, a los mercados medievales de Venecia. En el siglo XV, los diamantes se convirtieron en accesorios de moda para la élite europea. Hoy en día, el anillo de compromiso de diamantes se ha convertido en un símbolo casi universal de amor y matrimonio.

Un poeta anónimo del siglo II sostuvo que esta piedra de nacimiento para abril evitaba el mal de ojo, una mirada malévola que se cree que causa enfermedad, pobreza e incluso la muerte. Incluso se creía que la piedra de nacimiento de abril tenía poderes curativos. A lo largo de los siglos, se pensó que la piedra de nacimiento de diamante era un antídoto para el veneno y la protección contra la plaga. Algunos afirman que es una bendición para la longevidad, la fuerza, la belleza y la felicidad.

Desde los faraones egipcios hasta los emperadores incas, la esmeralda ha encantado a la realeza. Cleopatra era conocida por su pasión por la esmeralda y la usaba en sus adornos reales. La legendaria Corona de los Andes, moldeada en la Sudamérica colonial, es un ejemplo de cómo los españoles veneraban la piedra de nacimiento de mayo. Los tesoros de esmeraldas y oro recuperados del galeón español hundido del siglo XVII, Nuestra Señora de Atocha, representan una pequeña fracción de las riquezas coloniales enviadas a España desde el Nuevo Mundo.

La palabra «esmeralda» viene de smaragdos, el griego antiguo para una gema verde. El autor romano Plinio el Viejo, declaró que la piedra de mayo tenía propiedades terapéuticas que ayudaban a los talladores de gemas: «(ellos) no tienen mejor método para restaurar sus ojos que mirando la esmeralda, su suave color verde reconfortante y eliminando su cansancio y lasitud.» La ciencia ahora prueba esta creencia: El color verde alivia el estrés y la tensión ocular.

También se pensaba que la piedra de nacimiento verde tenía poderes mágicos. Colocándola bajo la lengua, uno podía ver el futuro. Algunos creían que lo convertía en un orador elocuente y exponía a los amantes que hacían falsas promesas.

Si naciste en el mes de junio, tienes la suerte de tener tres piedras de nacimiento que puedes llamar tuyas. Junio es uno de los tres meses (los otros son agosto y diciembre) que tiene tres piedras de nacimiento, dándote una variedad de hermosas opciones de piedras de nacimiento.

Las piedras de nacimiento de junio son la perla, la alejandrita y la piedra lunar. Con tantas opciones atractivas, las personas con cumpleaños en junio pueden tener una piedra de nacimiento que se ajuste a su estado de ánimo o a su presupuesto, debido a los diferentes colores y precios que ofrecen estas gemas.

Las perlas han sido asociadas por mucho tiempo con la pureza, la humildad y la inocencia. Así que se puede decir que el significado de la piedra de nacimiento de junio es «dulce simplicidad». Como tal, las perlas fueron tradicionalmente dadas como un regalo de bodas.

La piedra lunar, ha sido asociada con las deidades lunares romanas y griegas. La mitología hindú afirma que está hecha de rayos lunares solidificados. Esta piedra, se asocia a menudo con el amor, la pasión y la fertilidad; se cree que trae gran suerte. La alejandrita es la rara variedad del mineral crisoberilo que cambia de color con diferentes luces. Las más apreciadas son aquellas piedras de nacimiento alejandritas que muestran un verde vivo a un verde azulado a la luz del día o con luz fluorescente, y un rojo intenso a rojo púrpura con luz incandescente.

En la antigua India, el rubí era llamado el «rey de las piedras preciosas» por su rareza, su dureza, su belleza y sus poderes aparentemente místicos. Asociado durante mucho tiempo con la sangre de la fuerza vital, el rubí era un símbolo de poder y energía juvenil en la joyería india. En siglos pasados, algunos creían que esta piedra de nacimiento para julio podía predecir la desgracia o el peligro, y otros afirmaban que curaría las enfermedades inflamatorias y calmaría la ira. Los guerreros birmanos creían que los hacía invencibles en la batalla. Los europeos medievales sostenían que los rubíes otorgaban salud, sabiduría, riqueza y éxito en el amor.

El peridoto, la espinela y el sardónice son las tres piedras de nacimiento de agosto. La piedra de nacimiento del peridoto es conocida por formarse en condiciones extremas, como puede encontrarse en la lava endurecida que la transportó desde las profundidades del manto de la Tierra, así como en los meteoritos que viajaban desde el espacio exterior. Se ha utilizado durante siglos como talismán protector, protegiendo al dueño de los malos espíritus y «terrores de la noche». El peridoto es la gema que se da para celebrar un 16º aniversario de boda.

La piedra de nacimiento espinela fue subestimada hasta hace poco, ya que los consumidores de hoy en día buscan una alternativa al rubí, una gema con la que la espinela roja fue confundida durante siglos. La espinela roja, junto con otras gemas rojas, se creía que era un remedio para todo tipo de pérdida de sangre y enfermedades inflamatorias. Se creía que las gemas rojas aliviaban la ira y promovían la armonía. Esta piedra de nacimiento de agosto se da tradicionalmente como un regalo de aniversario de boda número 22.

El sardónice es la piedra de nacimiento original de agosto, con una historia que se remonta a más de 4.000 años. Se cree que el sardónice es una de las piedras del pectoral del Sumo Sacerdote, como se menciona en el Antiguo Testamento, y que representa la fuerza de la vida espiritual. Los soldados romanos llevaban anillos de sardónice con la imagen de Marte tallada en ellos para protegerse en la batalla. Hoy en día, esta piedra de nacimiento de agosto se asocia con el valor, la felicidad y la comunicación clara, trayendo estabilidad al matrimonio y a las parejas.

La piedra de nacimiento de septiembre ha simbolizado tradicionalmente la sinceridad, la verdad, la fidelidad y la nobleza. Durante incontables siglos, el zafiro ha adornado la realeza y las vestimentas del clero. La élite de la antigua Grecia y Roma creía que los zafiros azules protegían a sus dueños del daño y la envidia. Los clérigos de la Edad Media llevaban zafiros porque simbolizaban el Cielo. Los antiguos persas creían que la tierra descansaba en realidad sobre un zafiro gigante, que hacía que el cielo fuera azul.

La piedra de nacimiento de septiembre tenía la reputación de tener también poderes curativos. Los europeos medievales creían que el zafiro curaba los furúnculos de la peste y las enfermedades del ojo. La piedra de nacimiento de zafiro también se creía que era un antídoto para el veneno.

Los nacidos en octubre disfrutan de dos espectaculares piedras preciosas para conmemorar sus cumpleaños: el ópalo y la turmalina.

El dramático juego de colores del ópalo, ha inspirado a los escritores a compararla con los fuegos artificiales, las galaxias y los volcanes. Los beduinos una vez creyeron que el ópalo sostenía los rayos y caía del cielo durante las tormentas. Los antiguos griegos pensaban que el ópalo otorgaba el don de la profecía y la protección contra las enfermedades. Los europeos mantuvieron durante mucho tiempo el ópalo como símbolo de pureza, esperanza y verdad. Hace cientos de años, se creía que el ópalo encarnaba las virtudes y los poderes de todas las piedras de colores. El ópalo también es la piedra que se da para celebrar el 14º aniversario de la boda.

Se cree que los diferentes colores de la turmalina tienen sus propias propiedades curativas. Se cree que la turmalina negra protege al portador y le da una sensación de confianza en sí mismo. La turmalina rosa encarna el amor y se asocia con la compasión y la dulzura. La turmalina verde promueve el coraje, la fuerza y la resistencia. La turmalina se da para celebrar el octavo aniversario de la boda.

Los que cumplen años en noviembre tienen dos hermosas piedras de nacimiento para elegir: topacio y citrino.

El topacio viene en un arco iris de colores. Algunos creen que la palabra «topacio» viene de la palabra sánscrita tapas, que significa «fuego». Otros lo remontan a los topacios griegos. Durante mucho tiempo se pensó que esta piedra de nacimiento de noviembre tenía muchos beneficios. Los antiguos griegos creían que el topacio les daba fuerza. Desde el 1300 hasta el 1600, los europeos pensaron que podía frustrar los hechizos mágicos y disipar la ira. Durante siglos, mucha gente en la India ha creído que el topacio usado sobre el corazón asegura una larga vida, belleza e inteligencia. El topacio azul es la gema del cuarto aniversario de bodas, y el topacio imperial es la gema del 23 aniversario de bodas.

El citrino es apreciado por sus encantadores tonos amarillos y naranjas. Esta piedra de nacimiento de noviembre es la variedad de cuarzo transparente de color amarillo a naranja parduzco, que se ha utilizado en joyería durante miles de años. El citrino ha sido una piedra preciosa popular desde la antigüedad y ha compartido una historia de identidades equivocadas con la otra piedra de nacimiento de noviembre, el topacio. Como resultado, la gente pensó que el citrino tenía los mismos poderes que el topacio. Creían que la piedra de nacimiento de citrino podía calmar los ánimos y calmar al portador. El citrino, se da por el decimotercer aniversario de boda.

Ambas piedras de nacimiento de noviembre son conocidas por tener energías calmantes mientras traen fortuna y calor al portador.

En el mes de diciembre nos encontramos con tres gemas: Tanzanita, Turquesa y Circón.

Antiguamente se pensaba que la piedra de nacimiento turquesa poseía muchos poderes beneficiosos, como garantizar la salud y la buena fortuna. A partir del siglo XIII, se creía que protegía a su portador de las caídas (especialmente de los caballos), y que se rompería en varios pedazos al acercarse un desastre. Los místicos hindúes sostenían que ver una turquesa después de contemplar la luna nueva aseguraba una riqueza fantástica.

La piedra de nacimiento de la tanzanita se describe a menudo como «aterciopelada», sobre todo por su color profundo y saturado, que va desde un azul puro y rico hasta el violeta, considerándose el azul como el más valioso. Hoy en día, no sólo es una piedra de nacimiento de diciembre, sino que también es la gema del 24º aniversario de boda.

Durante la Edad Media, se creía que el circón adormecía y ahuyentaba a los espíritus malignos. En la religión hindú, el circón se alterna con el granate hessonita como una de las nueve gemas de la navaratna. Cuando se llevan juntas, las nueve gemas protegen a quien las lleva y traen riqueza, sabiduría y buena salud. Los victorianos tenían una afición por el circón azul.

Amaya Joyeros
Plaza Calvo Sotelo, 12 03001 Alicante, España
+34 965 217 141 +34 965 207 997 info@amayajoyeros.com