Vacheron Constantin

vacheron-amaya

Perspectiva tradicional y tecnología punta

En 1755 en la ciudad de Ginebra, un joven de 24 años llamado Jean-Marc Vacheron decidió abrir su propio taller de relojería, creando así la firma Vacheron Constantine.

Más de dos siglos después, esta empresa relojera combina la perspectiva tradicional y la tecnología punta, con el fin de elaborar relojes cada vez más sofisticados. De este modo, la marca ofrece una amplia gama de modelos. El diseño se caracteriza por líneas y formas que buscan constantemente dar vida a una estética intemporal y refinada, pero no ostentosa en ningún momento.

En un Vacheron Constantine se aprecia especialmente el cuidado con el que se elabora cada detalle. Con su búsqueda de la perfección, los maestros relojeros de la casa estampan su firma invisible en cada pieza.

Relojes Destacados